El proyecto denominado Alternativas de Transición Medioambiental y Social Justas e Inclusivas (FIESTA por sus siglas en inglés) plantea la pregunta urgente de cómo lograr una transición equitativa, justa y eficaz hacia una sociedad sostenible. Y hace esto proporcionando evidencia y análisis que puede brindar información a los debates actuales acerca de la utilidad relativa y el rol de los mercados/gobiernos, crecimiento/decrecimiento económico, estructuras/agentes y tecnología/políticas para lograr metas sociales, económicas y ambientales de una manera equilibrada. Para poder examinar estas preguntas cruciales, se están investigando y contrastando dos nuevos modelos medioambientales/sociales que han surgido recientemente, el enfoque de “Economía Verde” basado en el mercado y el enfoque redistributivo de “Vivir Bien”. Estos enfoques se examinan con base en sus méritos relativos para lograr un desarrollo sostenible y metas de justicia ambiental, de acuerdo con los nuevos Objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, posteriores a 2015 (ODS) (NU, 2014) y los criterios de los Indicadores de Justicia Ambiental (EJI por sus siglas en inglés) (Bell, 2014). El proyecto evalúa la eficacia, eficiencia, equidad, aceptabilidad política, viabilidad administrativa y transferibilidad de las dos trayectorias/modelos contrastantes de transición ambiental/social mediante (1) el análisis secundario de conjuntos de datos cuantitativos longitudinales internacionales relevantes (2000-2016), a nivel de país; y (2) la recolección y análisis primarios de datos cualitativos relevantes en Corea del Sur (líder internacional reconocido del enfoque de la Economía Verde) y Bolivia (a la vanguardia del desarrollo del enfoque de Vivir Bien).

Esto implica identificar los componentes y contextos esenciales de los modelos de Economía Verde y Vivir Bien; correlacionando sus políticas, programas y procesos asociados; estableciendo coincidencias y diferencias, en la teoría y en la práctica; evaluando su habilidad relativa para lograr criterios seleccionados de ODS y EJI; distinguiendo los aspectos más y menos benéficos de los modelos y de las políticas asociadas; determinando las oportunidades y riesgos que surgen de cada uno; y señalando las barreras para la implementación de las políticas relacionadas.

La información se derivará de datos estadísticos longitudinales relevantes de los ODS y EJI provenientes de una gama de fuentes; repetidas entrevistas con 50 partes interesadas (es decir, beneficiarios de políticas, responsables de la formulación de políticas, implementadores de políticas); y observaciones participativas en cuatro comunidades (una rural y una urbana en cada país). En las entrevistas se utilizarán técnicas de investigación de la tecnología más avanzada incluyendo el uso de artefactos y vídeo, para ayudar a los participantes a pensar de una manera mucho más reflexiva y creativa, contribuir a la comunicación intercultural, mejorar el compromiso y entendimiento, y facilitar la diseminación por medios visuales para poder llegar a audiencias más diversas.  

Aunque se han realizado algunos estudios descriptivos individuales y nuevas iniciativas acerca de estos modelos de políticas de gran alcance (ver por ejemplo UNEP, 2013a; 2013b; 2013c; 2013d; 2014), no se ha publicado ningún trabajo que examine de manera sistemática su impacto potencial, real y relativo para lograr los ODS y cumplir con los criterios de los EJI. A través de la evidencia y análisis generados, el proyecto informará sobre la creación de políticas y prácticas de transición medioambiental y social más efectivas, integradas y coherentes, facilitando que los responsables de formular e implementar las políticas tomen mejores decisiones acerca de los pasos a seguir para lograr una sociedad sostenible. Asimismo, los informantes y activistas de políticas pueden utilizar la información para justificar sus exigencias de manera más efectiva y decidir sobre la estrategia a seguir. El estudio también provocará y reforzará el debate entre académicos dedicados a la investigación de la ecología política, desarrollo, ciencia política, estudios ambientales y otras áreas relacionadas. Esperamos que esta base de conocimiento más amplio y debate contribuyan al mejoramiento del medio ambiente local, nacional y mundial lo cual conllevará a una mayor seguridad, salud y bienestar para todos nosotros.